Posts Tagged ‘rennes’

À bientôt

mayo 14, 2010

Se acabó. Los cuatro meses de Erasmus han llegado a su fin, y aún no soy consciente de ello. Tengo una sensación de que algo falta, de que algo está inacabado. Esta ha sido mi segunda estancia larga en Francia, tan diferente a la primera en Toulouse, que me ha servido, no sólo para vivir un Erasmus un poco tardío, también para conocer un poco mejor un país, una cultura y una gente que me fascinan. He conocido a mucha gente, algunos más interesantes que otros. Todos me han enseñado un poquito de sus países, de su forma de ser, de la vida en general. A muchos de ellos no los volveré a ver, sin embargo me alegro de habérmelos cruzado. A otros volveré a verles pronto, c’est la vie.

Pero me quedo con cada uno de los días que he pasado allí, incluso con los que me he pasado encerrada en la biblioteca o en mi habitación minúscula, que al final se convirtió como una especie de hogar para mí. Me quedo con la gente, me quedo con la ciudad, con los olores, con las galettes, con el ambientillo del mercado, con los saludos, con los momentos en los que no sabes qué decir, con los días de lluvia, con los de sol, con las excursiones, con las clases imposibles de entender, con las clases interesantes, con los profesores egocéntricos, con los que lo son mucho menos, con las decepciones, con las ilusiones, con las nuevas experiencias. Con TODO. Hasta pronto.

Anuncios

Bretaña y Normandia

mayo 14, 2010

Como si fuera un viaje de fin de curso, tan sólo un día después de terminar mi último examen, llegó Alberto a Rennes y nos pusimos en marcha durante 6 días. Yo volví de nuevo a Dinan, Saint-Malo y Le Mont Saint Michel. Incluso en la tercera visita en tres meses, me siguieron pareciendo lugares preciosos, pero supongo que los próximos 20 años tendré otros destinos prioritarios! Después siguió Baja Normandía, departamento de Calvados: Caen, Bayeux y la franja costera donde se encuentran todas las playas del desembarco, e infinidad de museos dedicados a la 2ª Guerra Mundial.

Los cementerios con miles y miles de tumbas nos pusieron los pelos de punta, aprendimos más sobre el desembarco y la batalla de Normandía visitando varios de los museos de la zona, y por supuesto, comimos como reyes y encima por muy poco dinero. Los últimos dos días, pude despedirme a conciencia de Rennes, paseando por sus calles sabiendo que la próxima vez que las caminara sería como visitante y no como residente.

Dinan

Saint-Malo

Le Mont Saint Michel

Tapiz de Bayeux. Hecho en el siglo XI

Catedral de Bayeux

Cementerio militar de la 2ª Guerra Mundial. Bayeux

Búnker alemán tomado por los ingleses después del desembarco en Colleville-Montgomery

Cementerio americano en Omaha Beach. Colleville-sur-mer.

Cementerio alemán en La Cambe.

Caen. Abbaye-aux-Hommes

Fougères y su castillo. A unos 40 km de Rennes

Rennes. République. Rue de Pre Botté

L'épicerie. El mejor café y las mejores tartas de Rennes.

Galette "La Carlos" en el restaurante L'Abri du Marché. Riquísima!

El verdadero espejo de nuestro discurso es el curso de nuestras vidas. Montaigne

La entrada a mi residencia universitaria. A pesar de todo, lo echaré de menos.

Finisterre

abril 21, 2010

Este fin de semana he estado en otra de las provincias de Bretaña, Finisterre (casi como el gallego… y las semejanzas entre Bretaña y Galicia no acaban aquí), con Elise, que tiene coche y haciendo couchsurfing, es decir durmiendo en los sofás de otras personas, a las que normalmente no conoces y ofrecen el sofá de su casa para viajeros necesitados de alojamiento, y también de intercambio cultural. Ha sido genial!

Playa en Douarnenez

Ha hecho un tiempo buenísimo, casi todo el rato en manga corta, y como no hemos calculado la magnitud de los rayos, hemos vuelto un poco rojas a Rennes. Nuestras anfitrionas fueron májísimas. El viernes pasamos la noche en Brest, en casa de Lauriane, que nos acogió como si nos conociera desde siempre. Fuimos a tomar algo a un bar que se llama Dubliners, donde a veces suele haber encuentros entre “couchsurfers”, y allí nos juntamos con más gente, que estaban de paso o que ofrecían sus sofás.

Locronan, pueblo medieval

Qué mezcla de gente! Había de todo, y éramos de todas las especies! Había una chica incluso que se iba a hacer ermitaña, iba a comprar un terreno, e iba a traer gente que conocía de todo el mundo para formar una especie de comuna. Vivirán en casas que construirían ellos mismos con paja y barro, sin electricidad ni agua caliente, cultivando sus propios alimentos y criando sus propios animales, de los que también se alimentarían y vestirían.

Quimper

El sábado de camino a Quimper, paramos en un par de playas… el agua está helada. Sólo metemos los pies y casi hace daño! Eso no impide que haya gente bañándose! Se nota que hay ganas de verano!!!!!! Nos quedamos casi atontadas viendo el mar, sintiendo la arena fina bajo nuestros pies. Ojalá el año que viene no me manden lejos del mar!

Elise, Alice y Yolanda

Conocemos a Alice, que nos ofrece su sofá para dormir esta noche. Salimos a tomar algo. Nadie en la calle… De repente llegamos a un bar irlandés y parece que toda la ciudad ha venido al mismo sitio. Allí nos encontramos con un amigo suyo, Yves, y nos lo pasamos estupendamente.

Campo de tulipanes cerca de Penmarch

Y Domingo…. sol y ninguna nube, definitivamente, es nuestro fin de semana de suerte. Vamos de nuevo a la playa y sorpresa, en esta zona se cultivan tulipanes en la arena! Parece que hace unas décadas se instalaron aquí unos holandeses que empezaron a cultivarlos y ahora hay un par de empresas que lo hacen. Y casualidad (y suerte), esta es la época en la que florecen y están más bonitos. Lo dicho, nuestro fin de semana de suerte.

Moules frites, comida de domingo 🙂

La vuelta a Rennes, a pesar de que al día siguiente nos tenemos que poner de nuevo a estudiar a tope no agobia nada. Al contrario, nos sentimos motivadas y con fuerzas para afrontar estos últimos 10 días de estudio. A veces, hacer una parada en el camino no significa perder el tiempo, más bien ganarlo.

… en el país de las maravillas?????

abril 14, 2010

Después de tres días de intenso trabajo en la biblioteca (fiebre incluida), esta noche me voy a ver Alicia en el país de las maravillas en 3D, aunque cuando acabe no haya metro y nos tengamos que volver andando. Como digo llevo tres días de intenso y duro trabajo en la biblioteca, haciendo un dossier sobre la problemática del exilio en dos escritores de la diáspora haitiana… Muy interesante cuando no tienes que filosofar sobre el tema durante 8 largas páginas. Así que esta noche, toca “vaciarse la cabeza” un poco y regresar mañana con energías renovadas, y espero que con el pequeño constipado que he pasado estos días completamente curado.

Las clases ya han terminado

abril 9, 2010

Hoy es viernes y he tenido mi segundo examen en Rennes. No ha ido del todo mal, ya veremos qué dicen las notas. La de hoy ha sido la asignatura más interesante que he tenido con creces. Se llama “Enseñar la civilización a un público Francés Lengua Extranjera”, una clase muy práctica e interesante, sobre todo a la hora de enseñar una lengua y una civilización nueva, donde entran en juego estereotipos, implícitos y evidencias “invisibles”, que nublan nuestra objetividad.

Para celebrar el fin de la primera semana de exámenes y antes de ponerme a estudiar lo “serio”, he decidido darme el gusto de ir a dar una vuelta al centro de Rennes aprovechando que hacía un día precioso. Pues de camino se me ha ocurrido una idea mejor, me he comprado un bocata y una botella de agua y me he ido al borde del río a comer. Me ha recordado mucho a mi época en Toulouse, aunque para mí Toulouse no tiene comparación posible. Música de Aimee Mann, un trocito de césped, sol y una brisa fresca… Así se estudia de otra manera. ¿Qué tendrá el sol que nos da tanta energía? A veces me hacen falta pocas cosas para ser feliz!

Ahora toca sumergirse en la lectura. Tengo que hacer dos grandes trabajos antes de final de mes, para lo que tengo que leer varios libros, y preparar dos exámenes también para finales de Abril. Parece que queda lejos, pero si cuento los libros que tengo que leer, más los que me hacen falta consultar para preparar las asignaturas, me voy a pasar las próximas tres semanas leyendo mañana y noche! Si tan solo tuviera una buena memoria para que las lecturas no fueran en vano…

Mis lecturas. Algunos ya leídos, otros quedan por descubrir

Así que terminadas las clases, ya sólo me quedan unas semanas por delante para terminar la carrera (eso espero!). Han sido cuatro años duros, largos y cortos al mismo tiempo, pero realmente ha merecido la pena el esfuerzo.

Visita familiar

abril 5, 2010

Estas vacaciones de Semana Santa he estado muy bien acompañada. El lunes y martes pasado pasaron por aquí Batirtze y Diego a verme. Les enseñé lo que pude de Rennes y nos la pasamos muy bien. No pude pasar mucho tiempo con ellos así que se me hizo un poco corto pero también me hizo mucha ilusión que vinieran y verles aquí!!!! Ellos siguieron camino por Bretaña y yo me quedé en Rennes esperando la siguiente visita.

Y el viernes llegó mi familia, mi hermano Koldo, mi cuñada Sandra y mi madre. Para ella era la primera vez en su vida que iba a un país extranjero (si exceptuamos una pequeña incursión en el País Vasco francés de un día), y también la primera vez que venía a visitarme desde que dejara de vivir con ella hace 9 años. Así que una visita muy especial para mi. Nos ha dado tiempo a comer galettes, a pasear y pasar desapercibidos entre tanto turista por las calles de Saint Malo y por las cuesta del Mont Saint Michel y de Dinan. El tiempo ha sido clemente con nosotros y nos ha permitido disfrutar de unas vistas preciosas. Espero que les haya gustado Bretaña y que les haya quedado ganas de repetir. Yo he estado encantada de tenerles aquí conmigo unos días y de haberles enseñado este trozo de mundo tan bonito.

Eskerrik asko a todos por venir!

Nuestra ruta por Bretaña, corta pero efectiva!

Fest Noz

marzo 31, 2010

Un “fest-noz” (en bretón, “fiesta de noche”, como oposición a fest-deiz, “fiesta de día”) es una fiesta tradicional (esencialmente un baile) en Bretaña. Muchos festoù-noz han tenido lugar fuera de Bretaña, llevando la vivencia de la cultura Bretona más allá del territorio bretón. Hoy día los bailarines buscan sobre todo el placer de la danza y el poder compartir un momento especial con los demás. Entre danza y danza, las pausas permiten a los que bailan recuperar fuerzas con comida típicamente bretona como los crêpes, las galettes saucisses, kouign amann, todo regado con deliciosa sidra.

(traducción libre a partir de la versión francesa de wikipedia)

Le Morbihan

marzo 28, 2010

Ayer estuvimos de excursión en una de las provincias bretonas, al sur de Rennes, llamada Morbihan. Un lugar muy popular durante el verano, y donde muchos franceses tienen residencias secundarias. La provincia tiene muchos atractivos turísticos, uno de ellos es su capital, Vannes, ciudad amurallada y centro económico de la zona. Si Rennes es bonito, Vannes supera cualquier expectativa. Las murallas que rodean la ciudad, con unos jardines perfectamente cuidados, unas casas “à pain de bois” de colores por toda la ciudad,… Está clasificada además como “Ville d’Art et d’Histoire”.

Murallas. Vannes

Seguimos la excursión dirección à Carnac, pequeño pueblo conocido por los alineamientos megalíticos. Por lo que dicen es el monumento prehistórico más extenso del mundo y le llaman el “Stonehenge de Francia”. A mi la verdad es que me decepcionó un poco, porque a diferencia de Stonehenge, donde las piedras forman una especie de círculo, aquí las piedras están colocadas unas delante de las otras, formando filas largas, sin ningún tipo de forma.

Alineamientos. Carnac.

Vale, hace muchos muchos años que están puestas ahí… pero ¿para qué? ¿por qué? Ya que movieron tantas piedras tan pesadas, podían haber hecho dibujitos con ellas ¿no? 🙂

Alineamientos. Carnac.

Tercera y última parada del día (no me extraña que acabaramos todos roncando en el trayecto de vuelta); Quiberon, o la “casi isla de Quiberon” (presqu’île de Quiberon), una mini península, unida al continente por un estrecho istmo, donde no sólo cabe una carretera, sino también una vía de tren. Sitio muy conocido por los amantes del surf (y todas sus variantes), destaca sobre todo por los acantilados de la zona Oeste (llamada costa salvaje). Un día de lo más completo (el resto de las fotos).

Côte sauvage. Presqu'île de Quiberon

Soy voluntaria

marzo 18, 2010

Acabo de recibir una noticia buenísima! Siempre he querido ser voluntaria, pero nunca he encontrado ni el tiempo ni el proyecto al que me pudiera unir hasta ahora. Todo ha sido muy fácil y ahora me arrepiento de no haberlo hecho desde el principio de mi estancia. Supongo que en ese momento tenía muchas cosas a las que adaptarme primero.

Todo empezó con un cartel en el tablón de anuncios de la residencia. Era de una asociación a nivel nacional que buscaba voluntarios para “acompañar a un joven” (según el slogan). No sabía muy bien de que se trataba, pero hace cosa de tres semanas me acerqué a los locales que la asociación tiene en Rennes y que además están justo detrás de mi residencia. Me explicaron en qué consistía y quedé encantada. El proyecto empieza con el comienzo de cada curso, así que no sabían muy bien si yo iba a poder encajar, dado que estamos ya en Marzo, pero ayer recibí una llamada y han encontrado un “joven” para mi.

Pero, ¿en qué consiste todo esto? Al principio yo pensaba que se trataba de ayudar a hacer los deberes a niños, pero el proyecto es mucho más interesante, y va mucho más allá de ayudar simplemente con los deberes. Asusta, pero al mismo tiempo motiva. El acompañamiento, entonces, no es solo una ayuda escolar, supone también ayudar a los niños a motivarse, a desarrollar un gusto por el aprendizaje y que lleguen a ser más autónomos. También implica actividades siempre bajo el consentimiento de los padres. Actividades como salidas a museos, a ver películas, a centros culturales, o incluso a un lugar tan banal como la biblioteca, que ayuden al niño a ver las cosas de forma diferente.

Se trata en definitiva de motivación, de escuchar, de ayudar en lo posible y aunque yo nunca he hecho algo parecido y ahora mismo estoy acojonada de miedo (hablando mal y pronto) intentando pensar en como voy a hacerlo y como voy a acercarme a un chaval de 12 años, me parece que es un proyecto precioso y muy motivador.

Mañana a las 5 de la tarde tengo mi primera cita con mi “niño” y su madre. Espero que vaya todo bien, espero gustarles, y que algún día cuando ese niño sea un adulto se acuerde de mi.

Cosa de franceses I

marzo 15, 2010

Después de dos meses en Rennes, y alguna otra incursión previa en la cultura gala, me veo con fuerzas e información suficiente como para detallar esos rasgos, esos detalles que conforman la forma de ser de los franceses, sobre todo en lo que concierne la universidad.

Que los franceses son metódicos no es nada nuevo. De hecho, creo que la disertación es una invención suya! Sea como fuere definitivamente les gusta el orden y la estructuración. Ejemplo: como toman los apuntes los franceses en clase. Hay de todo por supuesto, pero me ha hecho mucha gracia ver que como un 70% de los estudiantes utilizan pluma para escribir en clase, y que sus estuches contienen cantidades enormes de material de escritura, borradores de tinta, subrayadores, lápices de varios colores, etc. Sus apuntes se parecen más a un cuadro que a lo que se pueden llamar apuntes. Ordenan, subrayan, subdividen todo… Y la verdad, no sé como les da tiempo a hacerlo ni tampoco como son capaces de recordar de qué color han subrayado que tipo de apartados para seguir el mismo esquema!

El ambiente además es mucho mas frío. Supongo que porque vengo de una carrera en la que no hay muchos alumnos matriculados, estoy acostumbrada a un trato bastante cercano con todos mis profesores, y aquí las cosas cambian bastante. La comunicación por e-mail (según la experiencia que he tenido) es bastante breve, y por lo general no suelen contestar a todo lo que preguntas, y cuando intentas acercarte a ellos, casi siempre tienen prisa, y te piden que vayas a verlos al despacho o que les mandes un e-mail. A excepción de mi profesor de portugués que es un auténtico encanto.

Eso en cuanto a los profesores, pero en cuanto a los alumnos no mejora demasiado. Los Erasmus en general somos bastante ignorados (en esto no me siento sola, porque les pasa a más compañeros que llegaron al mismo tiempo que yo). Casi nadie suele acercarse a hablar contigo, y cuando tú intentas entablar una conversación con ellos no suelen hacer muchos esfuerzos por prolongarla.

Continuará…